• Inicio
  • Entremeses
  • Calabacines redondos rellenos de lacón, beicon y bechamel, gratinados con queso manchego

Calabacines redondos rellenos de lacón, beicon y bechamel, gratinados con queso manchego
1 de 3 recetas para Noche Buena/Vieja

0 0
Calabacines redondos rellenos de lacón, beicon y bechamel, gratinados con queso manchego

Comparte en las Redes Sociales:

O puedes copiar y compartir esta URL

Ingredientes

Elegir comensales:
3 Calabacín Redondos
250 gr Beicon Ahumado
175 gr Lacón
2 dientes Ajo
1 mediana Cebolla
1 pequeño Puerro
2 medianos Pimiento verde
35 gr Harina de trigo
50 gr Mantequilla
500 ml Leche
150 gr Queso manchego Rallado
50 ml Coñac / Brandy
500 ml Vino oporto
3 cucharadas soperas Azúcar
Aceite de oliva
Sal
Pimienta
1 cuharadita rasa Harina de maiz
1 cuharadita Pimentón dulce
Nuez moscada

Añadir a Marcadores esta receta

Necesitas identificarte o registrarte para añadir este contenido.

Ingredientes

Indicaciones

Compartir

Hola a tod@s:

Me presento. Mi nombre es Juan Antonio y soy el hijo del administrador de este gran blog. Tengo 33 años y , además de aficionado a la cocina, lo soy a la fotografía, la música y a las nuevas tecnologías.

No os voy a aburrir con historias de familia, pero si deciros que desde que mi señor padre se prejubiló, se ha aficionado tanto a la cocina, que hasta ha abierto su propio Blog, y en casa hacemos «competiciones» a ver quien guisa algo nuevo, o a ver quien improvisa platos… El tema es que él se ha ocupado de la cena de Noche Buena y yo, lógicamente, me pedí hacer la de Fin de Año.

Hice caso omiso de mis deseos de comer carne, me encanta la carne; pero es lo que siempre solemos cenar en estos días señalados de La Navidad, así que me decanté por algo más «sano» (excepto el postre, claro está). Los platos que elegí fueron los siguientes:

  • Calabacines redondos rellenos de lacón, beicon y bechamel, gratinados con queso manchego. Acompañado de una reducción dulce de Oporto y chips de puerro.
  • Milhojas de pescadilla, salmón ahumado y huevo hilado, gratinadas con mayonesa de azafrán. Acompañado de salsa de dos cebollas (una caramelizada y otra reducida con vino blanco)
  • Milhojas de chocolate y mousse de turrón de jijona y nata.

Como he hecho un reportaje extenso del proceso, he dividido esta entrada en 3 partes. Una por plato. Y sin enrollarme más, empiezo:

Pasos

1
Hecho

Preparar calabacines

Abrimos los calabacines quitándoles la tapa de arriba y vaciándolos con un sacabolas (ver foto). Si usáis unas cuchara tened cuidado de que no se rompan, ya que vamos a usar los calabacines vacíos a modo de presentación. Reservamos la carne que les hemos sacado porque se la incorporaremos al relleno.

Calentamos una sartén con aceite de oliva virgen extra y cuando esté bien de temperatura, añadimos los ajos laminados. Bajamos un el fuego a medio-alto porque los queremos blanditos, no tostados. Recordad que es preferible añadir aceite a estar quitando después de la sartén, por eso os aconsejo prudencia, que un guiso muy graso cae demasiado pesado al estómago.

2
Hecho

Preparación y sofrito

Cortamos una cebolla en brunoise y el puerro en medias rodajas. Los echamos a la sartén y los rehogamos bien.  Añadimos la sal ya que hará que la cebolla se poche mejor y pierda menos agua quedando blandita y crujiente. Añadimos también pimienta al gusto. Seguimos cocinando hasta que la cebolla y el puerro estén bien caídos y se queden bien transparentes.

Cortamos los pimientos en tiras y después en dados. Con el mismo formato cortamos también el lacón y el beicon (si no está ya cortado). Los añadimos a la sartén y le añadimos la sal correspondiente.

Añadimos los 75 ml de coñac y, o bien lo dejamos reducir, o bien lo flambeamos. Yo he optado por ésta última ya que al flambear se que le quedará un fondo de sabor más tostado que le viene muy bien al relleno.

3
Hecho

Relleno y horno

Una vez esté todo el sofrito bien pochado, hacemos un hueco en el centro de la sarten y sobre esta echamos un chorreón de aceite de oliva. Esperamos unos segundos a que se caliente bien y le añadimos una cucharadita pequeña rasa de pimentón dulce de La Vera (si nos gusta el picante, a mi mucho, podéis echarle de los dos al gusto). Removemos bien y mezclamos rápidamente con en resto del sofrito para que no se nos queme y le añadiremos la bechamel (más adelante os explicamos como hacerla). Remover y reservar.

Echamos la mezcla dentro de los calabacines y lo cubrimos con el queso manchego para disponernos a gratirnarlos en el horno durante no más de 2 minutos.

4
Hecho

Bechamel

Para los que no sepan cómo hacer una buena bechamel o que no le salga bien, os voy a dar la fórmula mágica para esto: LA REGLA DEL 1: 100 gramos de harina, 100 gramos de mantequilla y 1 litro (1000 ml) de leche. Con estas medidas la bechamel será de textura normal. Si queréis hacer solo medio litro de leche, pues dividís todas las medidas a la mitad, como he hecho esta vez. En los ingredientes he puesto 35 gramos de harina solamente porque quería una bechamel más líquida de lo normal. ¿Como la hago? Muy fácil.

Echamos la mantequilla a derretir en la sartén (u olla). Cuando esté bien caliente añadir la harina y comenzar a remover con unas varillas.A la mezcla de la harina con la mantequilla, que queda como una masa, se le llama "Roux" (ru o rus) Si en vez de echarle luego la leche le añadiéramos un caldo de lo que sea, en vez de una bechamel, tendríamos una veloute.

Tostaremos la harina en el grado que deseemos para dos cosas: Primero quitarle el sabor a crudo de ésta y segundo, para darle el color que queramos. Yo esta vez he elegido dejarla más blanca porque ya tiene suficiente color con el pimentón.

Una vez que esté a nuestro gusto, le echamos la leche (ojo que aquí está otro TRUCO) MUY CALIENTE y de golpe y removeremos con las varillas muy rápidamente. Veréis que cuando quiera echar a hervir la leche, espesará y solo quedará corregir de sal y de pimienta y añadirle la nuez moscada.

TRUCO: Si queréis un plus de sabor, podéis sofreirle, antes de echar la harina, un poco de cebolla cortada en brunoise muy finita.

5
Hecho

Chips de puerro

Ésto es bien fácil. Cogemos un puerro y lo cortamos en juliana fina por el lado más largo.

En una sartén ponemos abundante aceite y freímos como si fueran patatas hasta que estén dorados. OJO: Cuidado porque pasa del dorado a quemarse en pocos segundos, así que estad atentos.

Echad la sal una vez lo saquéis de la sartén, así los granos de sal se pegarán al puerro por el aceite.

TRUCO: Poned el puerro recién sacado en un plato con bastantes servilletas de papel. Si veis que se empapa mucho el papel con aceite cambiadlo. Si no hacemos esto el chip no quedará crujiente si no que quedará blando.

6
Hecho

Reducción (jarabe) de Oporto dulce

La reducción de un vino, en este caso Oporto, no es más que hacer que éste pierda el agua y el alcohol por medio de la evaporación. Esto se puede hacer igualmente con caldos haciendo concentrados de carne naturales.

Hay muchas maneras de hacer jarabes y reducciones, yo lo hago siempre así porque siempre me ha quedado bien.

Tened en cuenta que este es un proceso que tarda y en el que además se "pierde" mucho producto, ya que por ejemplo, de 1/2 litro de Oporto, obtendremos solamente 100 ml de jarabe.

Lo bueno de este jarabe es que no es perecedero en mucho tiempo y aguanta meses en la nevera, así que os aconsejo que hagáis grandes cantidades (1 litro o 2 de vino) y así no tendréis que estar haciéndolo cada dos por tres.

ATENCIÓN: Mucho cuidado con los vapores que emanan al hervir o cocer bebidas alcohólicas en periodos prolongados de tiempo. Si lo respiráis mucho podéis sentir los efectos del alcohol como si lo hubiérais bebido. Tened en cuenta que cuando os hacen la prueba de alcoholemia tenéis, o alcohol en sangre, o alcohol por aire aspirado (que es la pruebecita de soplar) Una vez que pase media hora de cocción ya podéis respirar tranquilos.

Si no espesa lo suficiente, diluir una cucharadita pequeña rasa de Maizena (harina de maíz) en un poco del vino pero no de el de la olla, si no vino frío o del tiempo, nunca en caliente ya que nos creará grumos. Añadir a la sartén.

La receta es la siguiente: Echamos el Oporto en una olla y calentamos a fuego medio alto. Vamos removiendo regularmente. Una vez reduzca 1/3 de su volumen aproximadamente, añadimos las 3 cucharadas soperas de azúcar. Esperar a que espese.

TRUCO: Tened en cuenta que cuando se enfríe el jarabe, se espesará más, así que no lo dejéis muy denso ya que si no será difícil usarlo. Para probar cuál es la densidad real, coger con una cucharadita y echar una gota en un plato frío.

7
Hecho

Montaje del plato

Esto ya es un poco a gusto de cada uno. Yo en este caso he hecho un dibujo en el plato con el jarabe de Oporto y sobre eso he ido poniéndolo sobre la marcha. Os dejo una galería con algunas imágenes del plato.

Y esto es todo. Espero que si hacéis el plato nos dejéis un comentario de qué tal os ha ido. Recordad que andamos por Facebook, Twitter y Google+Un saludo y nos vemos en el segundo plato de la Noche Vieja

Juan Antonio GarcíaFiloso Jr

Apasionado de las Nuevas Tecnologías, la Fotografía y la Cocina. Me encanta el cine, leer, la música y los animales. TICS, fotografía, música, gastronomía, noticias, análisis … de todo lo que me apetezca hablar y cuando me apetezca hablar. No estás obligado a leerme… pero sí te lo aconsejo.

Valoración de receta

No hay puntuación para esta receta todavía. Usa el formulario de abajo para escribir la tuya.
Guiso-de-boda-gallina-en-pepitoria-1-redimensionada
anterior
Guiso de Boda
Noche-Vieja-montaditos salmon
siguiente
Montaditos de salmón y merluza a la mahonesa de azafrán
Guiso-de-boda-gallina-en-pepitoria-1-redimensionada
anterior
Guiso de Boda
Noche-Vieja-montaditos salmon
siguiente
Montaditos de salmón y merluza a la mahonesa de azafrán

Añade tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.