Plum Cake de dátiles con nueces… y chocolate
Esta fue mi primera receta de bollería... y aún sigue siendo mi favorita

0 0
Plum Cake de dátiles con nueces… y chocolate

Comparte en las Redes Sociales:

O puedes copiar y compartir esta URL

Ingredientes

Elegir comensales:
200 gr Harina de trigo de fuerza
200 gr Mantequilla Sin sal
200 gr Azúcar
200 gr Nueces
200 gr Dátiles
2 unidades Huevo
1 cucharadita pequeña Levadura
75 gr Chocolate de cobertura

Añadir a Marcadores esta receta

Necesitas identificarte o registrarte para añadir este contenido.

Ingredientes

Indicaciones

Compartir

24 de Agosto del año 79 d.c. Pompeya, Italia:

Don Giovanni Plum, famoso pastelero de esta ciudad corría desesperado por salvar su vida en semejante erupción volcánica del monte Vesubio, llevando entre sus brazos varios de sus bizcochos. Una gigantesca bola de lava cayó encima de un puesto de fruta haciendo que cientos de trozos calientes de éstas cayeran en ellos.

Esta historia es inverosimil pero se cree que se trata un mito donde se intenta explicar el origen de este tipo de masas llamadas plum cakes o pound cakes por los bretones. Son masas con mucha grasa añadida, ya sean natas, mantequillas (la más conicida) o aceites.

Éste que os muestro lo aprendí a hacer hace más de 15 años. Allí donde ha ido ha sido un auténtico éxito aunque algunas personas son reticentes a los dátiles, pero una vez probado caen en los placeres de este exquisito bizcocho.

Ah, el chocolate ha sido un añadido mío esta última vez que lo he cocinado y el resultado ha sido increible.

Vamos al lío:

Pasos

1
Hecho

Troceando las cosas

Antes de empezar pon el horno a precalentar a 200ºC.

Cortaremos los datiles en trozos pequeños pero no excesivamente. Para tomar una referencia de tamaño que queden como una brunoise gruesa. Los ponemos en un bol y los enharinamos bien. Las nueces las trocearemos del mismo tamaño y también las enharinaremos (yo las suelo poner en la tabla de la cocina y aplastarlas ligeramente con la palma de la mano. Con ésto evitaremos que los trozos de dátiles y nueces se vayan al fondo.

Reservar.

Cortar en trozos similares el chocolate y también reservar.

2
Hecho

Mantequilla y Tamizado

Turno de derretir la mantequilla a punto de pomada intentando que no se separe la grasa de la crema. Una vez hecho esto le añadimos el azúcar y mezclaremos bien.

Ahora le toca a los huevos, de uno en uno, mezclándolo con fuerza antes de añadir el siguiente.

Tamizamos toda la harina junto con la cucharadita de levadura con un colador, así conseguiremos que sea más esponjoso. Podemos añadirla toda de una vez, pero a mi me gusta añadirlo en 2 ó 3 veces por comodidad, ya que es una masa muy trabajosa de trabajar (valga la redundancia).

3
Hecho

Terminando las mezclas y llenando el molde

Una vez que estén bien integradas, añadiremos los dátiles, las nueces y el chocolate. Si ves que hay harina sobrante en éstos, pasalos por un colador y elimina el exceso.

Mezclamos con movimientos envolventes hasta que todo quede como en la fotografía.

OJO: Nunca probéis la masa o no dejaréis nada para hornear... así ya está deliciosa :D

Toca rellenar el molde, pero antes lo encamisaremos untándole mantequilla con una servilleta siendo generosos. Una vez hecho añadiremos una cucharadita de harina y la distribuiremos lo más uniformemente posible. Retira el exceso.

Si el molde es de silicona tengo entendido que no hace falta. Nunca lo he usado así que si sois de los que los utilizáis, haced lo de siempre.

Aunque este tipo de bizcochos no suele subir mucho, aconsejo que no colméis el recipiente para hornear más de 3/4 partes. En la siguiente foto podéis ver cuanto lo lleno.

4
Hecho

Horno

Ahora... A HORNEAR... y permitidme que aquí me pare un poco porque ha sido donde más he tenido que experimentar ya que cada horno es un mundo:

Aunque todos conocemos que pinchando el bizcocho y observando la aguja sabremos si está listo o no, en este caso hay que tener cuidado. He probado con 2 cocciones a 2 temperaturas, cubriendo con papel albal para conseguir efecto horno e incluso jugando con tiempos y grados.

Mi conclusión final ha sido que se ponga durante 45 minutos con calor arriba y abajo y clavar la aguja. Si sale limpia retiradlo, si no dadle 10 minutos más y aunque volvamos a comprobarlo si al pincharlo aun sale un poco de masa, apagad el horno y dejarlo dento 5 minutos más. Es preferible que la masa quede un pelín menos hecha que pasada, que de ser así nos quedará un perfecto adoquín para romper cristales.

Listo y a disfrutarlo. Os aconsejo una buena forma de presentarlo: Cortad un trozo generoso, ponedlo en un plato y echadle una buena cucharada de "Nutella" ecima. Dadle un golpe de microondas a máxima potencia durante 25 o 20 segundos.

CUIDADO QUE QUEMARÁ.

Juan Antonio GarcíaFiloso Jr

Apasionado de las Nuevas Tecnologías, la Fotografía y la Cocina. Me encanta el cine, leer, la música y los animales. TICS, fotografía, música, gastronomía, noticias, análisis … de todo lo que me apetezca hablar y cuando me apetezca hablar. No estás obligado a leerme… pero sí te lo aconsejo.

Valoración de receta

No hay puntuación para esta receta todavía. Usa el formulario de abajo para escribir la tuya.
receta-quiche-puerro-salmon-9
anterior
Quiché de Puerro y Salmón
Guacamole
siguiente
Nachos con guacamole rápido…pero de verdad
receta-quiche-puerro-salmon-9
anterior
Quiché de Puerro y Salmón
Guacamole
siguiente
Nachos con guacamole rápido…pero de verdad

Añade tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.